Collarines Cortafuego Intumescentes

El collarín cortafuego es un collarín prefabricado, compuestos de una carcasa metálica y una banda de grafito intumescente, la cual se expande en presencia del fuego, obturando el agujero que ocupa el plástico, evitando el paso de humo y llamas entre distintos sectores de incendio

Los collarines cortafuego o abrazaderas intumescentes se instalan en paredes de yeso cartón o tabiquería flexible. En consecuencia, ayudan a crear una barrera contra el fuego y el humo en dimensionados para tuberías de plástico.

El collarín cortafuego ha sido ensayado según normativa europea UNE EN-1366-3 y posee un marcado CE con número de ETA-18/0826 (EAD).

Collarín cortafuego | Protección Pasiva contra Incendios

Instalación sobre tabiques

Sellado de paso de tubería termoplástica sobre tabiques rígidos o flexibles, colocados en ángulos inclinados (de 0º a 89º)

Aplicación y uso de collarín cortafuego

El cierre se realiza mediante un clip metálico. La unión entre el collarín intumescente y la obra soporte, se realiza a través de varios agujeros mediante tornillos o remaches adecuados.

  1. Verifica la medida del tubo y se abre el collarín o abrazadera intumescente.
  2. Coloca el collarín lo más cercano posible al soporte.
  3. Ajusta y se cierra mediante la pestaña metálica.
  4. Atornilla al soporte mediante las fijaciones adecuadas.
× ¡Hablemos!