Unión ideal entre estabilidad, seguridad y resistencia.

Lo especial del sistema BEKAPLAST™ son los anclajes cónicos especiales colocados sobre el dorso de las planchas. Estos consiguen una unión mecánica entre el revestimiento plástico y el hormigón; además impiden también la expansión diferencial. El BEKAPLAST™ puede repararse en repetidas ocasiones, es altamente resistente a golpes, a la corrosión biogénica y también a temperaturas altas y bajas, así como a los cambios bruscos de temperatura.

Desde hace más de 40 años el BEKAPLAST™ ha venido dando grandes resultados en la práctica. Empezando por la solución de problemas en la industria química o en sistemas de desagües de usos comunales, renovación o saneamiento de revestimientos de tanques y pozos hasta posibilidades de construcción de tanques – las posibilidades de aplicación del BEKAPLAST™ son tan variadas como lo son los requerimientos que hoy en día son exigidos por las técnicas de revestimiento seguras y modernas.

Debido a la especial alta resistencia de los materiales termplásticos de polipropileno contra la abrasión, este material de STEULER-KCH, resistente a los impactos, es utilizado también como protección contra la corrosión con anclajes mecánicos en construcciones de lavadores de gases de hormigón. El revestimiento de BEKAPLAST™ se compone de placas termoplásticas de grandes dimensiones en un espesor de 5 hasta 8 mm. Para cargas mecánicas especialmente altas pueden fabricarse espesores de hasta 20 mm.